Health Information

Toxicidad por mercurio

  • Home
  • Health Information

Definición

La toxicidad por mercurio ocurre cuando una persona está expuesta al mercurio. El mercurio es un metal natural. La exposición al mercurio, tanto a corto como a largo plazo, puede provocar problemas de salud graves. Si cree que ha estado expuesto al mercurio, comuníquese de inmediato con el médico.

El mercurio tiene varias formas, entre ellas:

  • Mercurio metálico: un líquido inodoro y brillante, de color plateado a blanco, que se convierte en un gas incoloro e inodoro cuando se calienta.
  • Metilmercurio: una sustancia química compuesta por mercurio combinado con carbono. Es producido principalmente por organismos microscópicos en el agua y el suelo.
  • Sales de mercurio: polvos o cristales blancos que se forman cuando el mercurio se combina con elementos como cloro, sulfuro u oxígeno.

El mercurio metálico y el metilmercurio tienen más capacidad para llegar al cerebro y son más dañinos que las sales de mercurio.

Causas

La toxicidad por mercurio puede ocurrir cuando una persona está expuesta a cantidades tóxicas de mercurio debido a las siguientes situaciones:

  • Respirar vapores de mercurio en el aire
  • Comer alimentos contaminados (generalmente pescado o mariscos): los pescados más grandes y de mayor edad tienden a tener niveles más altos de mercurio.
  • Beber agua contaminada con mercurio (una causa poco frecuente de intoxicación)
  • Práctica de rituales religiosos o medicinales que incluyan mercurio

El mercurio metálico puede encontrarse en productos de consumo, como las bombillas de luz fluorescente, las baterías, los termostatos y los termómetros antiguos. El mercurio, combinado con otros elementos, también puede encontrarse en algunos tipos de empastes dentales. No obstante, las investigaciones no han demostrado que este tipo de empaste sea perjudicial para las personas.

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o afección. Cualquier persona puede padecer toxicidad por mercurio como resultado de la exposición al mercurio. Ciertas personas son más propensas a estar expuestas al mercurio. Los siguientes factores incrementan su probabilidad de estar expuesto al mercurio. Si tiene alguno de estos factores de riesgo, informe a su médico:

  • Trabaja en:
    • Servicios dentales
    • Servicios para la salud
    • Industria química
    • Otras industrias que usan mercurio
  • Practica rituales que incluyen mercurio
  • Come más de 6 onzas de atún blanco por semana
  • Come más de 12 onzas por semana de pescado y mariscos que se considera que posee bajo contenido de mercurio (p. ej., camarones, atún claro enlatado, salmón, abadejo, pez gato)

Además, las mujeres embarazadas, sus fetos por nacer y los niños pequeños son especialmente vulnerables a los efectos perjudiciales de la exposición al mercurio.

Toxicidad generalizada en el lactante
Infección real en bebé
Los fetos y los niños pequeños son más vulnerables a los efectos de la intoxicación por mercurio.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Síntomas

El sistema nervioso es muy sensible a los efectos del mercurio. La exposición al mercurio puede producir:

  • Daño cerebral
  • Daños renales
  • Daño en el pulmón
  • Problemas del sistema digestivo

El mercurio puede tener efectos dañinos antes de que se desarrollen los síntomas. Es importante comunicarse con el médico de inmediato si cree que ha estado expuesto al mercurio, sin importar los síntomas. Cuando se presentan los síntomas, éstos podrían incluir:

  • Temblores
  • Cambios en la visión o la audición
  • Insomnio
  • Debilidad
  • Trastornos de la memoria
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Aumento de la presión arterial o la frecuencia cardiaca
  • Irritación ocular
  • Irritabilidad
  • Timidez
  • Nerviosismo
  • Problemas respiratorios
  • Dolor en la boca
  • Dolor abdominal
  • Fiebre o escalofríos
  • Acrodinia (los síntomas incluyen comezón, inflamación y sofocos, palmas de las manos y plantas de los pies de color rosado, transpiración excesiva, exantemas, irritabilidad, inquietud, insomnio, dolor en las articulaciones y debilidad)
  • Problemas de aprendizaje (en el caso de los niños)

Los daños que produce el mercurio que pasa de la madre al feto pueden incluir:

  • Daño cerebral
  • Incapacidad intelectual
  • Falta de coordinación
  • Ceguera
  • Convulsiones
  • Incapacidad para hablar

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico.

Las pruebas pueden incluir:

  • Exámenes sanguíneos
  • Análisis de orina
  • Análisis del cabello del cuero cabelludo

Tratamiento

Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Tratamiento de quelación

El tratamiento con quelantes consiste en colocar una sustancia química o un agente quelante en el torrente circulatorio. El agente quelante se combina con el mercurio para ayudar a eliminarlo del cuerpo. Los agentes quelantes se pueden administrar en comprimidos o por inyección.

Cuando la ingesta es reciente, el médico puede inducir el vómito, bombear el estómago para extraer su contenido (lavado gástrico) o administrar resinas de politiol que se unan al mercurio.

Prevención

Para ayudar a reducir sus probabilidades de desarrollar toxicidad por mercurio, siga estos pasos:

  • Evite usar mercurio metálico.
  • Si debe usar mercurio metálico, consérvelo en un recipiente a prueba de fugas en un lugar seguro (p. ej., un armario cerrado).
  • Cambie los termómetros o los barómetros antiguos que contienen mercurio por los nuevos que no lo tienen.
  • Manipule y deseche cuidadosamente los artículos que contienen mercurio (p. ej., termómetros, lámparas fluorescentes).
  • No aspire ni caliente el mercurio derramado.
  • Enseñe a los niños que no deben jugar con líquidos plateados.
  • Deseche correctamente los medicamentos viejos que contengan mercurio.
  • Mantenga los medicamentos que contienen mercurio lejos del alcance de los niños.
  • Infórmese sobre las reservas de vida salvaje e ictícolas de su zona a través del departamento local de salud pública o de recursos naturales.
  • Limite el consumo de pescado a las cantidades recomendadas y evite los pescados que están contaminados con mercurio:
    • No coma tiburón, pez espada, caballa ni blanquillo.
    • Como hasta 12 onzas (dos comidas) de pescado y mariscos que se considera que poseen bajo contenido de mercurio (p. ej., camarones, atún claro enlatado, salmón, abadejo y pez gato) por semana.
    • Coma hasta seis onzas (una comida) de atún blanco por semana.
    • Si desea comer pescado local, cerciórese de que el agua no esté contaminada. En general, limite la ingesta de pescado local a seis onzas.

Si derrama una cantidad pequeña de mercurio metálico (p. ej., al romperse un termómetro):

  • Retire a los niños del lugar.
  • NO use una aspiradora.
  • Enrolle cuidadosamente la bolita de mercurio en una hoja de papel o absórbala con un gotero.
  • Coloque la bolita en una bolsa o en un recipiente hermético.
  • Comuníquese con el departamento local de salud para averiguar cómo desechar el mercurio y el papel o el gotero.
  • Ventile la habitación con aire fresco.
  • Use ventiladores para acelerar la ventilación durante por lo menos una hora.

Si encuentra cantidades mayores de mercurio metálico (p. ej., un frasco de mercurio metálico), llame al departamento local de salud para solicitar asistencia profesional sobre la eliminación segura y apropiada. Si se derrama una cantidad de mercurio mayor a la que se encuentra en un termómetro, solicite ayuda y abandone el lugar del derrame de inmediato hasta que lleguen las autoridades responsables y preparadas para realizar la limpieza. Si el departamento de salud no está disponible, el departamento de bomberos podrá ofrecer asistencia de emergencia o comunicarlo con el equipo local especializado en materiales peligrosos.

Revision Information

  • Agency for Toxic Substances and Disease Registry

    Centers for Disease Control and Prevention

    http://www.atsdr.cdc.gov

  • US Environmental Protection Agency

    http://www.epa.gov

  • US Food and Drug Administration

    http://www.fda.gov

  • Health Canada

    http://www.hc-sc.gc.ca

  • Public Health Agency of Canada

    http://www.phac-aspc.gc.ca

  • Amalgam (dental filling options). American Dental Association website. Available at: http://www.mouthhealthy.org/en/az-topics/a/Amalgam.aspx. Accessed December 10, 2010.

  • Harrison’s Principles of Internal Medicine. 16th ed. McGraw Hill; 2005.

  • Kelly BC, Ikonomou MG, Higgs DA, Oakes J, Dubetz C. Mercury and other trace elements in farmed and wild salmon from British Columbia, Canada. Environ Toxicol Chem. 2008;27(6):1361-1370.

  • National alert: a warning about continuing patterns of metallic mercury exposure. Agency for Toxic Substances and Disease Registry website. Available at: http://www.atsdr.cdc.gov/substances/toxsubstance.asp?toxid=24. Accessed March 12, 2007.

  • Oken E, Bellinger DC. Fish consumption, methylmercury and child neurodevelopment. Curr Opin Pediatr. 2008;20(2):178-183.

  • ToxFAQs for mercury. Agency for Toxic Substances and Disease Registry website. Available at: http://www.atsdr.cdc.gov/toxfaqs/tf.asp?id=113&tid=24. Accessed March 12, 2007.

  • What you need to know about mercury in fish and shellfish. Food and Drug Administration website. Available at: http://www.fda.gov/Food/ResourcesForYou/Consumers/ucm110591.htm . Updated November 23, 2009. Accessed August 29, 2011.

  • 12/10/2010 DynaMed's Systematic Literature Surveillance https://dynamed.ebscohost.com/about/about-us: Vearrier D, Greenberg MI. Care of patients who are worried about mercury poisoning from dental fillings. J Am Board Fam Med. 2010;23(6):797-798.