HCA Gives $1 Million in Aid for Ebola Response
Health Information

Equinácea

  • Home
  • Health Information

La planta decorativa Echinacea purpurea , o equinácea purpúrea, ha sido uno de los medicamentos herbales más populares tanto en los Estados Unidos como en Europa y en el mundo.

Los americanos nativos usaban la especie relacionada Equinácea angustifolia para una amplia variedad de problemas, incluyendo infecciones respiratorias y mordedura de serpiente. Los médicos herbales entre los colonos europeos rápidamente añadieron la hierba a su repertorio. La equinácea se volvió tremendamente popular hacia fines del siglos diecinueve, cuando un hombre de negocios llamado H.C.F. Meyer promocionó un brebaje herbal que contenía E. angustifolia . La naturaleza chillona, exagerada y pobremente escrita de esta etiqueta ayudó a definir las características de un remedio de "aceite de serpiente".

No obstante, los fabricantes serios también desarrollaron un interés en la equinácea. Por 1920, la respetada Lloyd Brothers Pharmaceutical Company of Cincinnati, Ohio, contaba con la equinácea como su producto de mayores ventas. En Europa, los médicos tomaron el interés estadounidense en E. angustifolia con entusiasmo. La demanda pronto superó a la oferta proveniente de Estados Unidos, y, en un intento por plantar rápidamente la equinácea localmente, la empresa alemana Madeus and Company compró equivocadamente una cantidad de semillas de Equinácea purpúrea Este accidente histórico es la razón del porqué la mayoría de la equinácea pertenece hoy a la especie purpúrea en lugar de la especie angustifolia . Otro miembro de la familia, Equinácea pálida, también se usa.

La equinácea fue el remedio número uno para los resfriados y las gripas en los Estados Unidos hasta que fue desplazada por los antibióticos sulfa. Irónicamente, los antibióticos no son efectivos para los resfriados, mientras la equinácea parece ofrecer algo de ayuda real. La equinácea permanece como el remedio principal para las infecciones respiratorias en Alemania, donde más de 1.3 millones de recetas son expedidas cada año.

¿Para Qué Se Usa la Equinácea Hoy?

En Europa, y también crecientemente en los E.U., los productos de equinácea son ampliamente usados para tratar los resfriados y los catarros.

La mejor evidencia científica sobre la equinácea concierne a su capacidad de ayudarle a recuperarse de los resfriados y los catarros menores rápidamente. El viejo dicho dice que un "resfriado dura 7 días, pero si lo trata, estará terminado en una semana." Sin embargo, buena evidencia nos dice que la equinácea le ayuda a superar los resfriados mucho más rápido. 9 - 19, 40 También parece reducir significativamente los síntomas mientras está enfermo. La equinácea también podría ser capaz de "abortar" un resfriado, si se toma al primer signo de los síntomas.

No obstante, tomar equinácea regularmente en toda la temporada de resfriados probablemente no es una buena idea. La evidencia sugiere que no ayuda a prevenir los resfriados. 20, 21, 23, 24

Hasta hace poco, se creía que la equinácea actuaba estimulando el sistema inmune. Estudios de probeta y en animales han encontrado que los diferentes componentes de la equinácea puede incrementar la producción de anticuerpos, elevar los conteos de glóbulos blancos y estimular la actividad de los glóbulos blancos clave. 1 – 6 No obstante, estudios más recientes y mejor diseñados, incluyendo pruebas de doble ciego en humanos, generalmente han fracasado en encontrar cualquier efecto estimulante inmune con la equinácea del todo. 7, 37, 41 Un estudio en animales que sí encontró cambios en la respuesta inmune pudo indicar ya sea inmunidad incrementada o decrementada. 42 Además, el hecho de que el uso regular de la equinácea no parezca ayudar a prevenir los resfriados (o el herpes genital 8 ) también argumenta contra un efecto fortalecedor inmune. Así que, en el presente, sólo puede decirse que no entendemos los medios por los cuales la equinácea afecta los síntomas del resfriado.

También se ha propuesto a la equinácea para el tratamiento y/o prevención de otras infecciones agudas. Un pequeño estudio doble ciego encontró que el uso de una combinación herbal que contiene equinácea aumentó la efectividad del tratamiento antibiótico para los brotes agudos de la bronquitis crónica . 43

Finalmente, se propone frecuentemente a la equinácea para apoyo inmunológico general . Sin embargo, como se discutió anteriormente, hay algo de razón para pensar que no es efectiva para este propósito.

¿Cuál Es la Evidencia Científica para la Equinácea?

Reduciendo los Síntomas y Duración de los Resfriados

Estudios de doble ciego y controlados por placebo que enlistaron un total de más de 800 individuos encontraron que las diversas formas y especies de equinácea pueden reducir los síntomas de resfriados y ayudarle a recuperarse más rápido de un resfriado. 9 - 16 La mejor evidencia considera los productos hechos de las porciones de la superficie de E. purpurea .

Por ejemplo, en una prueba doble ciego y controlada por placebo, se les dio a 80 individuos con síntomas tempranos de resfriado ya sea una E. purpurea superficial extracto o placebo. 17 Los resultados mostraron que los individuos a quienes se les dio equinácea se recuperaron significativamente más rápido: Sólo 6 días en el grupo de la equinácea versus 9 días en el grupo de placebo.

Otro estudio encontró evidencia de que la E. purpurea superficial puede reducir la gravedad de los síntomas de resfriados, pero que la raíz de E. purpurea podría no ser efectiva. En esta prueba doble ciego, se les dio a 246 individuos con inicio reciente de una infección respiratoria ya sea un placebo o una de las tres preparaciones de E. purpurea : Dos fórmulas de un producto hecho del 95% de la hierba de la superficie (hojas, tallos y flores) y 5% de raíz y una hecha sólo de las raíces de la planta. 18 Los resultados mostraron mejorías significativas en los síntomas tal como nariz llorosa, dolor de garganta, estornudos y fatiga, con las preparaciones de superficie, pero las preparaciones de raíz no fue efectiva.

En otros estudios, se vieron beneficios con una preparación de E. pallida raíz 38 y una bebida de té herbal que contiene porciones de superficie de E. purpurea y E. angustifolia (así como algo de E. purpurea extracto de raíz). 39

Un estudio doble ciego y controlado por placebo fracasó en encontrar beneficio con un producto herbal seco que consistía en gran medida de E. purpurea raíz y E. angustifolia raíz. 40

El resultado final: En el estado actual del conocimiento, es mejor usar productos que consistan principalmente de la porción de superficie de E. purpurea .

"Abortando" un Resfriado

Un estudio doble ciego sugiere que la equinácea puede no sólo acortar los resfriados y hacerlos menos graves, también podría ser capaz de detener un resfriado que a penas está empezando. 19 En este estudio, se les dio a 120 personas E. purpurea o un placebo tan pronto como empezaron a mostrar signos de contraer un resfriado.

Los participantes tomaron ya sea equinácea o un placebo a una dosis de 20 gotas cada 2 horas durante 1 día, luego 20 gotas 3 veces al día por un total de hasta 10 días de tratamiento. Los resultados fueron promisorios. Menos personas en el grupo de equinácea sintieron que sus síntomas iniciales realmente se desarrollaron en resfriados "reales" (40% de los que tomaban equinácea versus 60% de los que tomaban placebo realmente se enfermaron). También, entre los que se enfermaron de resfriados "reales", la mejoría en los síntomas empezó más pronto en el grupo de equinácea (4 días en lugar de 8 días). Ambos resultados fueron estadísticamente significativos.

Previniendo los Resfriados

Varios estudios han intentado descubrir si el uso diario de la equinácea puede prevenir los resfriados incluso desde el inicio, pero los resultados no han sido promisorios.

En una prueba doble ciego, controlada por placebo, se les dio a 302 voluntarios saludables una disolución de alcohol que contenía ya sea raíz de E. purpurea , raíz de E. angustifolia o placebo por 12 semanas. 20 Los resultados demostraron que la E. purpurea estaba asociada quizás con un 20% del decremento en el número de gente que se enfermó y la E. angustifolia con un 10% de decremento. No obstante, la diferencia no fue estadísticamente significativa. Esto significa que el beneficio, si hay alguno, fue tan pequeño que pudo haberse debido al simple azar.

Otro estudio doble ciego, controlado con placebo enlistó a 109 individuos con un historial de cuatro o más resfriados durante el año anterior y se les dio ya sea jugo o placebo de E. purpurea por un período de 8 semanas. 21 No se vieron beneficios en la frecuencia, duración o gravedad de los resfriados. (Nota: Este artículo realmente es un vistazo más detallado a un estudio de 1992 ampliamente mal reportado como por proporcionar evidencia de beneficio. 22 )

También se vieron resultados similares en otros tres estudios, que enlistaron un total de más de 300 individuos. 23, 24 Otro estudio con frecuencia citado como evidencia de que la equinácea puede prevenir los resfriados realmente no encontró beneficio en los 609 participantes tomados como un todo. 25 Sólo observando a los subgrupos de los participantes (un procedimiento estadísticamente cuestionable) los investigadores pudieron encontrar cualquier evidencia de beneficio y todavía fue ligera.

Dosis

Normalmente la equinácea se toma al primer signo de un resfriado y se continúa por 7 a 14 días. No se recomienda el uso de largo plazo de la equinácea. La mejor evidencia respalda el uso de los productos hechos de las porciones superficiales de E. purpurea (por ejemplo., flores, hojas y tallos); la raíz E. pallida también ha mostrado una promesa, pero la raíz E. purpurea parece ser inefectiva.

La dosis típica del extracto en polvo de equinácea es de 300 mg 3 veces al día. La disolución de alcohol (1:5) normalmente se toma a una dosis de 3 a 4 ml 3 veces al día, el jugo de equinácea a una dosis de 2 a 3 ml 3 veces al día y la raíz seca entera de 1 a 2 g 3 veces al día. No hay amplio acuerdo sobre qué ingredientes deberían estandarizarse en las disoluciones de equinácea y los extractos sólidos.

Muchos herbolarios siente que las formas líquidas de equinácea son más efectivas que las tabletas o cápsulas, ya que sienten que parte del beneficio de la equinácea se debe a la activación de las amígdalas a través del contacto directo. 26 No obstante, no hay evidencia real para apoyar este punto de vista.

Finalmente, el sello de oro se combina frecuentemente con la equinácea en las preparaciones de resfriados. No obstante, no hay una pequeña evidencia de que el sello de oro oral estimule la inmunidad y tampoco los herbolarios tradicionales la usan para este propósito. 27

Temas de Seguridad

La equinácea parece ser generalmente segura. Incluso cuando se toma en dosis muy altas, no se ha encontrado que cause efectos tóxicos. 28, 29 También son poco comunes los efectos secundarios reportados y normalmente limitados a síntomas gastrointestinales menores, orina incrementada y reacciones alérgicas leves. 30 Sin embargo, las reacciones alérgicas graves han ocurrido ocasionalmente, algunas de ellas amenazantes de la vida. 31 En Australia, una encuesta encontró que 20% de los individuos propensos a alergias fueron alérgicos a la equinácea.

Otras preocupaciones se relacionan a las posibles propiedades estimulantes inmunes de la equinácea. La inmunidad es una espada de doble filo que el cuerpo mantiene bajo control cuidadoso; las reacciones excesivamente fuertes pueden ser peligrosas. Basados en esta preocupación, la equinácea debe usarse sólo con precaución (si acaso) por los individuos con trastornos inmunes, tales como esclerosis múltiple, lupus y artritis reumatoide.

Además, un reporte de caso reciente sugiere enfáticamente que el uso de la equinácea puede desencadenar episodios de eritema nodoso (EN por sus siglas en inglés). 36 EN es una enfermedad inflamatoria que involucra los nódulos sensibles debajo de la piel. Estos nódulos con frecuencia surgen después de síntomas similares a los del resfriado. En este reporte, un hombre de 41 años tomó equinácea en cuatro ocasiones distintas cuando pensó que estaba desarrollando un resfriado y en cambio cada vez desarrolló EN. Cuando dejó de usar la equinácea para este propósito, permaneció libre de los brotes de EN durante un año completo de seguimiento. La causa de EN es desconocida, pero implica la actividad incrementada de ciertas células inmunes; se ha observado que la equinácea causa efectos similares en las mismas células inmunes, sugiriendo que la relación no es casual.

Un estudio planteó preguntas acerca de posibles efectos anti-fertilidad de la equinácea. 32 Cuando altas concentraciones de equinácea fueron puestas en una probeta con espermatozoides y óvulos de hámster, los espermatozoides fueron menos capaces de penetrar los óvulos. Sin embargo, debido a que no tenemos idea de si mucha equinácea puede realmente entrar en contacto con los espermatozoides y los óvulos que están en el cuerpo más que en una probeta, estos resultados podrían no ser significativos en la vida real.

Un estudio encontró evidencia de que el uso de equinácea durante el embarazo no incrementa el riesgo de defectos de nacimiento. 33 Además, estudios que datan desde 1950 sugieren que la equinácea es segura en niños. 34 Sin embargo, la seguridad de la equinácea en niños pequeños o mujeres embarazadas o lactando no puede mostrarse como efectiva. Además, no ha sido establecida tampoco la seguridad en los que tienen enfermedad hepática o renal grave.

Un estudio sugiere que la equinácea podría interactuar con varios medicamentos al afectar su metabolismo en el hígado, pero la extensión de este efecto no ha sido completamente determinada. 35

Revision Information

  • 1

    Bauer R, Wagner H. Echinacea species as potential immunostimulatory drug. Econ Med Plant Res. 1991;5:253 - 321.

  • 2

    Wagner VH, Proksch A, Riess-Maurer I, et al. Immunostimulating action of polysaccharides (heteroglycans) from higher plants [translated from German]. Arzneimittelforschung . 1985;35:1069 - 1075.

  • 3

    Stimpel M, Proksch A, Wagner H, et al. Macrophage activation and induction of macrophage cytotoxicity by purified polysaccharide fractions from the plant Echinacea purpurea . Infect Immun . 1984;46:845 - 849.

  • 4

    Luettig B, Steinmuller C, Gifford GE, et al. Macrophage activation by the polysaccharide arabinogalactan isolated from plant cell cultures of Echinacea purpurea . J Natl Cancer Inst . 1989;81:669 - 675.

  • 5

    Mose JR. Effect of Echinacin on phagocytosis and natural killer cells [in German; English abstract] . Med Welt . 1983;34:1463 - 1467.

  • 6

    Vomel T. The effect of a nonspecific immunostimulant on the phagocytosis of erythrocytes and ink by the reticulohistiocyte system in the isolated, perfused liver of rats of various ages [in German; English abstract]. Arzneimittelforschung . 1984;34:691 - 695.

  • 7

    Vonau B, Chard S, Mandalia S, et al. Does the extract of the plant Echinacea purpurea influence the clinical course of recurrent genital herpes? Int J STD AIDS. 2001;12:154 - 158.

  • 8

    Vonau B, Chard S, Mandalia S, et al. Does the extract of the plant Echinacea purpurea influence the clinical course of recurrent genital herpes? Int J STD AIDS. 2001;12:154 - 158.

  • 9

    Dorn M. Plant immunostimulant alleviates symptoms of the common cold. Double-blind study involving 100 patients [translated from German]. Natur und Ganzheitsmedizin . 1989;2:314 - 319.

  • 10

    Braunig B, Dorn M, Limburg E, et al. Echinacea purpurearadix for strengthening the immune response in flu-like infections [translated from German]. Z Phytother . 1992;13:7 - 13.

  • 11

    Brinkeborn R, Shah D, Geissbuhler S, et al. Echinaforce in the treatment of acute colds. Results of a placebo-controlled double-blind study carried out in Sweden. Schweiz Zschr Ganzheits Medizin . 1998;10:26 - 29.

  • 12

    Dorn M, Knick E, Lewith G. Placebo-controlled, double-blind study of Echinacea pallidaeradix in upper respiratory tract infections. Complement Ther Med . 1997;5:40 - 42.

  • 13

    Lindenmuth GF, Lindenmuth EB. The efficacy of echinacea compound herbal tea preparation on the severity and duration of upper respiratory and flu symptoms: a randomized, double-blind placebo-controlled study . J Altern Complement Med . 2000;6:327 - 334.

  • 14

    Hoheisel O, Sandberg M, Bertram S, et al. Echinagard treatment shortens the course of the common cold: a double-blind, placebo-controlled clinical trial. Eur J Clin Res . 1997;9:261 - 268.

  • 15

    Schulten B, Bulitta M, Ballering-Bruhl B, et al. Efficacy of Echinacea purpurea in patients with a common cold. A placebo-controlled, randomised, double-blind clinical trial. Arzneimittelforschung. 2001;51:563 - 568.

  • 16

    Melchart D, Linde K, Worku F, et al. Immunomodulation with echinacea: A systematic review of controlled clinical trials. Phytomedicine. 1994;1:245 - 254.

  • 17

    Schulten B, Bulitta M, Ballering-Bruhl B, et al. Efficacy of Echinacea purpurea in patients with a common cold. A placebo-controlled, randomised, double-blind clinical trial. Arzneimittelforschung. 2001;51:563 - 568.

  • 18

    Brinkeborn R, Shah D, Geissbuhler S, et al. Echinaforce in the treatment of acute colds. Results of a placebo-controlled double-blind study carried out in Sweden. Schweiz Zschr Ganzheits Medizin . 1998;10:26 - 29.

  • 19

    Hoheisel O, Sandberg M, Bertram S, et al. Echinagard treatment shortens the course of the common cold: a double-blind, placebo-controlled clinical trial. Eur J Clin Res . 1997;9:261 - 268.

  • 20

    Melchart D, Walther E, Linde K, et al. Echinacea root extracts for the prevention of upper respiratory tract infections:a double-blind, placebo-controlled randomized trial. Arch Fam Med . 1998;7:541 - 545.

  • 21

    Grimm W, Muller H. A randomized controlled trial of the effect of fluid extract of Echinacea purpurea on the incidence and severity of colds and respiratory infections. Am J Med. 1999;106:138 - 143.

  • 22

    Schoneberger D. The influence of immune-stimulating effects of pressed juice from Echinacea purpurea on the course and severity of colds. (Results of a double-blind study) [translated from German]. Forum Immunol. 1992;8:2 - 12.

  • 23

    Calabrese C. Bastyr University. Unpublished communication.

  • 24

    Turner RB, Riker DK, Gangemi JD. Ineffectiveness of echinacea for prevention of experimental rhinovirus colds. Antimicrob Agents Chemother. 2000;44:1708 - 1709.

  • 25

    Schmidt U, Albrecht M, Schenk N. Immunostimulator decreases the frequency of influenza-like syndromes. Double-blind placebo-controlled trial on 646 students of the University of Cologne [in German; English abstract]. Natur und Ganzheitsmedizin. 1990;3:277 - 281.

  • 26

    Schulz V, Hansel R, Tyler VE. Rational Phytotherapy: A Physicians' Guide to Herbal Medicine . 3rd ed. Berlin, Germany: Springer-Verlag; 1998:278.

  • 27

    Bergner P. Goldenseal and the common cold: The antibiotic myth. Med Herbalism . 1996/1997;8(4):1, 4 - 6.

  • 28

    Schulz V, Hansel R, Tyler VE. Rational Phytotherapy: A Physicians' Guide to Herbal Medicine . 3rd ed. Berlin, Germany: Springer-Verlag; 1998:276.

  • 29

    Mengs U, Clare CB, Poiley JA. Toxicity of Echinacea purpurea . Acute, subacute, and genotoxicity studies. Arzneimittelforschung . 1991;41:1076 - 1081.

  • 30

    Parnham MJ. Benefit-risk assessment of the squeezed sap of the purple coneflower ( Echinacea purpurea ) for long-term oral immunostimulation. Fitomedicina . 1996;3:95 - 102.

  • 31

    Mullins RJ, Heddle R. Adverse reactions associated with echinacea: the Australian experience. Ann Allergy Asthma Immunol. 2002;88:42 - 51.

  • 32

    Ondrizek RR, Chan PJ, Patton WC, et al. An alternative medicine study of herbal effects on the penetration of zona-free hamster oocytes and the integrity of sperm deoxyribonucleic acid. Fertil Steril. 1999;71:517 - 522.

  • 33

    Gallo M, Sarkar M, Au W, et al. Pregnancy outcome following gestational exposure to echinacea: a prospective controlled study. Arch Intern Med . 2000;160:3141 - 3143.

  • 34

    Parnham MJ. Benefit-risk assessment of the squeezed sap of the purple coneflower ( Echinacea purpurea ) for long-term oral immunostimulation. Phytomedicine . 1996;3:95 - 102.

  • 35

    Budzinski JW, Foster BC, Vandenhoek S, et al. An in vitro evaluation of human cytochrome P450 3A4 inhibition by selected commercial herbal extracts and tinctures. Phytomedicine. 2000;7:273 - 282.

  • 36

    Soon SL, Crawford RI. Recurrent erythema nodosum associated with echinacea herbal therapy. J Am Acad Dermatol. 2001;44:298 - 299.

  • 37

    Schwarz E, Metzler J, Diedrich JP, et al. Oral administration of freshly expressed juice of echinacea purpurea herbs fail to stimulate the nonspecific immune response in healthy young men: results of a double-blind, placebo-controlled crossover study. J Immunother. 2002;25:413-420.

  • 38

    Dorn M, Knick E, Lewith G. Placebo-controlled double-blind study of Echinacea pallidae radix in upper respiratory tract infections. Complement Ther Med. 1997;5:40-42.

  • 39

    Lindenmuth GF, Lindenmuth EB. The efficacy of Echinacea compound herbal tea preparation on the severity and duration of upper respiratory and flu symptoms: a randomized, double-blind placebo-controlled study. J Altern Complement Med . 2000;6:327-334.

  • 40

    Barrett B, Brown R, Locken K, et al. Treatment of the common cold with unrefined echinacea: A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Ann Intern Med. 2002;137:939-946.

  • 41

    South EH, Exon JH. Multiple immune functions in rats fed Echinacea extracts. Immunopharmacol Immunotoxicol . 2001;23:411 - 421.

  • 42

    Cundell DR, Matrone MA, Ratajczak P, et al. The effect of aerial parts of Echinacea on the circulating white cell levels and selected immune functions of the aging male Sprague-Dawley rat. Int Immunopharmacol . 2003;3:1041 - 1048.

  • 43

    Hauke W, Kohler G, Henneicke-Von Zepelin HH, et al. Esberitox((R)) N as Supportive Therapy when Providing Standard Antibiotic Treatment in Subjects with a Severe Bacterial Infection (Acute Exacerbation of Chronic Bronchitis). a multicentric, prospective, double-blind, placebo-controlled study. Chemotherapy . 2002;48:259 - 266.