HCA Gives $1 Million in Aid for Ebola Response
Health Information

Ribosa

  • Home
  • Health Information

Uses

Principales Usos Recomendados

  • Ninguno

Otros Usos Recomendados

Usos Probablemente No Efectivos

La ribosa es un carbohidrato vital para que el cuerpo produzca ATP, que es una fuente principal de energía usada por nuestras células.

Se han hecho bastantes estudios sobre la ribosa, principalmente en relación a su utilidad potencial para los individuos con enfermedad cardíaca. Cuando el corazón está escaso de oxígeno, como puede ocurrir con un ataque cardíaco o angina de pecho , pierde mucho de su ATP y sus niveles de ATP permanecen bajos durante varios días, incluso después de que el flujo sanguíneo se haya restablecido. 1 Los científicos han encontrado que suministrar ribosa extra en la sangre ayuda a reestablecer los niveles normales de ATP en el corazón de manera más rápida. Este hallazgo ha planteado esperanzas de que los suplementos de ribosa podrían mejorar el funcionamiento cardíaco y aumentar la capacidad de ejercicio.

La ribosa es mejor conocida como un suplemento deportivo. Sin embargo, las evidencias actuales indican que no es eficaz para este propósito.

Requerimientos/Fuentes

La ribosa no es un nutriente esencial. Aunque es un azúcar común presente en el cuerpo de los animales y las plantas, las fuentes alimenticias no suministran las dosis recomendadas.

Dosis Terapéuticas

Las dosis típicas recomendadas por los fabricantes de suplementos deportivos son de 1 a 10 g por día. Los participantes en un estudio de enfermedad cardíaca consumieron 60 g de ribosa en agua (15 g, 4 veces al día) vía oral durante 3 días. 2

Proporcionada de manera típica como polvo para que se disuelva en agua o en forma de líquido, la ribosa también se encuentra disponible comercialmente en cápsulas. El polvo disuelto tiene un sabor dulce que algunas personas encuentran desagradable. 5

Usos Terapéuticos

La ribosa puede ser benéfica para mejorar la tolerancia al ejercicio en personas con angina al ayudar al corazón a regenerar su ATP, pero las evidencias de que funcione siguen siendo sumamente preliminares. 6

Los aficionados al deporte están más interesados en los efectos del ATP en los músculos regulares que en el músculo del corazón. Por lo menos parece que un estudio en animales muestra que el músculo esquelético, como el músculo del corazón, vuelve a llenar ATP de manera más rápida que cuando se añade ribosa a la sangre. 7 En teoría, esto puede conducir al desempeño mejorado del ejercicio anaeróbico de alto impacto, como el esprintar. Sin embargo, tres ensayos clínicos pequeños doble ciego controlados por placebo en humanos no lograron encontrar beneficio alguno. 14 - 16

En algunos reportes de caso, aparentemente la ribosa ha aumentado la capacidad de ejercicio en personas con una enfermedad rara que involucra la deficiencia de la enzima deaminasa de mioadenilato (AMPD). 8, 9 Sin embargo, no se han conducido estudios de doble ciego de ribosa con deficiencia de AMPD. Estudios pequeños de doble ciego no han logrado encontrar la eficacia de la ribosa para otra deficiencia rara de enzimas llamada síndrome de McArdle 10 o para la distrofia muscular de Duchenne. 11

¿Cuáles Son las Evidencias Científicas de la Ribosa?

Enfermedad de las Arterias Coronarias

Los individuos con enfermedad de las arterias coronarias suficientemente severa padecen de un torrente sanguíneo reducido hacia el corazón (isquemia) con el ejercicio y experimentan dolor de angina . Un pequeño estudio examinó si administrar ribosa puede mejorar la tolerancia al ejercicio en las personas con angina de pecho. 12 En el estudio, 20 hombres con enfermedad severa de las arterias coronarias caminaron sobre una noria mientras los investigadores observaban cuánto tiempo le llevaba a los signos de isquemia desarrollarse. Durante los 3 días siguientes, los hombres consumieron ya sea ribosa oral (60 mg al día) o placebo, después de lo cual repetían el examen con la noria. Los resultados del examen final mostraron que aquellos que consumieron ribosa aumentaron el tiempo que pudieron caminar antes de desarrollar signos de isquemia EKG, mientras que aquellos que consumieron placebo no presentaron dicha mejora. Este estudio preliminar fue demasiado pequeño para mejorar algo definitivamente, pero ciertamente sugiere que valdría la pena realizar mayores investigaciones.

Cuestiones de Seguridad

No existen reportes de duración o de daño de los efectos secundarios de la ribosa, pero los estudios formales de seguridad todavía no han sido conducidos. Los efectos secundarios menores reportados incluyen diarrea, malestar gastrointestinal, náuseas y dolor de cabeza. 13

Revision Information

  • 1

    Pliml W, von Arnim T, Stablein A,et al. Effects of ribose on exercise-induced ischaemia in stable coronary artery disease. Lancet . 1992;340:507 - 510.

  • 2

    Pliml W, von Arnim T, Stablein A,et al. Effects of ribose on exercise-induced ischaemia in stable coronary artery disease. Lancet . 1992;340:507 - 510.

  • 3

    Zollner N, Reiter S, Gross M, et al. Myoadenylate deaminase deficiency: successful symptomatic therapy by high dose oral administration of ribose. Klin Wochenschr . 1986;64:1281 - 1290.

  • 4

    Wagner DR, Gresser U, Zollner N. Effects of oral ribose on muscle metabolism during bicycle ergometer in AMPD-deficient patients. Ann Nutr Metab . 1991;35:297 - 302.

  • 5

    Steele IC, Patterson VH, Nicholls DP. A double blind, placebo controlled, crossover trial of D-ribose in McArdle's disease. J Neurol Sci . 1996;136:174 - 177.

  • 6

    Pliml W, von Arnim T, Stablein A,et al. Effects of ribose on exercise-induced ischaemia in stable coronary artery disease. Lancet . 1992;340:507 - 510.

  • 7

    Tullson PC, Terjung RL. Adenine nucleotide synthesis in exercising and endurance-trained skeletal muscle. Am J Physiol . 1991;261(2 pt 1):C342 - C347.

  • 8

    Zollner N, Reiter S, Gross M, et al. Myoadenylate deaminase deficiency: successful symptomatic therapy by high dose oral administration of ribose. Klin Wochenschr . 1986;64:1281 - 1290.

  • 9

    Wagner DR, Gresser U, Zollner N. Effects of oral ribose on muscle metabolism during bicycle ergometer in AMPD-deficient patients. Ann Nutr Metab . 1991;35:297 - 302.

  • 10

    Steele IC, Patterson VH, Nicholls DP. A double blind, placebo controlled, crossover trial of D-ribose in McArdle's disease. J Neurol Sci . 1996;136:174 - 177.

  • 11

    Griffiths RD, Cady EB, Edwards RH,et al. Muscle energy- metabolism in Duchenne dystrophy studied by 31P-NMR: controlled trials show no effect of allopurinol or ribose. Muscle Nerve . 1985;8:760 - 767.

  • 12

    Pliml W, von Arnim T, Stablein A,et al. Effects of ribose on exercise-induced ischaemia in stable coronary artery disease. Lancet . 1992;340:507 - 510.

  • 13

    Pliml W, von Arnim T, Stablein A,et al. Effects of ribose on exercise-induced ischaemia in stable coronary artery disease. Lancet . 1992;340:507 - 510.

  • 14

    Op 't Eijnde B, Van Leemputte M, Brouns F, et al. No effects of oral ribose supplementation on repeated maximal exercise and de novo ATP resynthesis. J Appl Physiol . 2001;91:2275-2281.

  • 15

    Berardi JM, Ziegenfuss TN. Effects of ribose supplementation on repeated sprint performance in men. J Strength Cond Res . 2003;17:47 - 52.

  • 16

    Kreider RB, Melton C, Greenwood M, et al. Effects of oral d-ribose supplementation on anaerobic capacity and selected metabolic markers in healthy males. Int J Sport Nutr Exerc Metab . 2003;13:87 - 96.