Health Information

Las alergias alimentarias y de la piel aumentan entre los niños, según los CDC

Las alergias alimentarias y de la piel aumentan entre los niños, según los CDC

Se desconocen los motivos, pero los investigadores hallaron diferencias raciales, de edad y sexuales

JUEVES, 2 de mayo (HealthDay News) -- El número de niños estadounidenses que sufren de alergias alimentarias y de la piel ha aumentado de forma dramática en años recientes, muestra un nuevo informe del gobierno.

Algo interesante es que la prevalencia de alergias alimentarias y respiratorias aumentó junto con los ingresos. Los niños que vivían en familias que tenían ingresos superiores al 200 por ciento del nivel de pobreza tuvieron las tasas más altas, mostraron las estadísticas.

"La prevalencia de las alergias alimentarias y de la piel aumentó en los últimos 14 años", señaló la coautora del informe, LaJeana Howie, del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS), parte de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU. "Ha sido una tendencia constante".

En las alergias alimentarias, la tasa general pasó del 3.4 por ciento en 1997 al 5.1 por ciento en 2011. En las alergias de la piel, la tasa general pasó del 7.4 por ciento en 1997 al 12.5 por ciento en 2011. La prevalencia de alergias respiratorias permaneció constante, en un 17 por ciento, entre 1997 y 2011, aunque siguió siendo el tipo más común de alergia que afecta a los niños, según el informe del NCHS, publicado el 2 de mayo.

Los alergólogos pediátricos anotaron que han visto la tendencia en sus consultorios.

La Dra. Vivian Hernández-Trujillo, directora de alergia e inmunología del Hospital Pediátrico de Miami, afirmó que "ciertamente observamos aumentos en las alergias alimentarias y cutáneas entre los pacientes pediátricos".

Sin embargo, el motivo de que estas alergias aumenten sigue siendo un misterio, apuntó otro experto.

"No sabemos por qué ha habido un aumento, pero las teorías incluyen la 'hipótesis de la higiene', que plantea que menos infecciones y una exposición reducida a los gérmenes ha dejado a nuestros sistemas inmunitarios 'buscando pleitos' y atacando a proteínas inocentes", explicó el Dr. Scott Sicherer, jefe de la división de alergias e inmunología pediátricas del Instituto de Alergias Alimentarias Jaffe en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Además, hay teorías sobre una insuficiencia de vitamina D, grasas malsanas en la dieta, la epidemia de obesidad y la comida procesada, ninguna de las cuales ha sido confirmada mediante un conocimiento científico riguroso, anotó.

Sicherer añadió que estos aumentos son reales. "Hablan de la necesidad de más investigación sobre la prevención y las curas", aseguró.

"Nosotros, y otros, realizamos estudios para intentar comprender mejor los factores de riesgo y las oportunidades para la prevención, al mismo tiempo que investigamos agresivamente medios múltiples para tratar a los que sufren de alergias alimentarias", afirmó Sicherer.

En los datos emergieron diferencias raciales.

Los investigadores hallaron que los niños hispanos tenían la prevalencia más baja de alergias alimentarias, cutáneas y respiratorias, en comparación con otros grupos.

Y los niños negros eran más propensos a tener alergias cutáneas que los blancos (un 17.4 frente a un 12 por ciento, respectivamente), pero menos propensos a tener alergias respiratorias (un 15.6 frente a un 19.1 por ciento, respectivamente).

La edad también fue un factor en la prevalencia de las alergias cutáneas y respiratorias, anotó el informe.

En las alergias de la piel, la tasa se redujo con la edad. El 14.2 por ciento de los que tenían cuatro años o menos sufrían de ellas, mientras que el 13.1 por ciento de los que tenían entre 5 y 9 años, y el 10.9 por ciento de los que tenían entre 10 y 17 años sufrían de ellas.

Con las alergias respiratorias sucedió lo contrario. El 10.8 por ciento de los que tenían cuatro años o menos sufrían de ellas, mientras que el 17.4 por ciento de los que tenían entre 5 y 9 años, y el 20.8 por ciento de los que tenían entre 10 y 17 años sufrían de ellas.

Un último dato importante es que había una brecha según los ingresos.

Entre las familias que ganaban menos del 100 por ciento del nivel de la pobreza, el 4.4 por ciento de los niños tenían alergias alimentarias, y el 14.9 por ciento tenían alergias respiratorias. Entre las familias que ganaban más del 200 por ciento del nivel de la pobreza, el 5.4 por ciento de los niños tenían alergias alimentarias, y el 18.3 por ciento tenían alergias respiratorias.

John Lehr, director ejecutivo de Food Allergy Research & Education, añadió que el informe "confirma lo que ya sabíamos, que millones de niños se ven afectados por alergias alimentarias, y esta enfermedad potencialmente letal es un problema de salud pública grave y creciente. El informe de los CDC refuerza la necesidad de educación y concienciación sobre las alergias alimentarias en todo el país".

Más información

Para más información sobre las alergias infantiles, visite la Nemours Foundation (http://kidshealth.org/parent/en_espanol/medicos/allergy_esp.html ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: LaJeana Howie, M.P.H., U.S. Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Health Statistics; Scott Sicherer, M.D., chief, division of pediatric allergy and immunology, Jaffe Food Allergy Institute, Icahn School of Medicine, Mount Sinai, New York City; Vivian Hernandez-Trujillo, M.D., director, allergy and immunology, Miami Children's Hospital; John Lehr, CEO, Food Allergy Research & Education, McLean, Va.; May 2, 2013, National Center for Health Statistics report, Trends in Allergic Conditions Among Children: United States, 1997-2011